Hemos escuchado/leido en multitud de ocasiones que el contenido es el rey, y desde luego que apostar por un buen marketing de contenidos será clave a la hora de poder generar una audiencia activa, conseguir tráfico y posicionamiento SEO, fidelizar a tus clientes, etc.

Es fácil decirlo, y mucho más fácil es dar consejos sobre cómo debe ser un buen contenido, pero lo complicado realmente es sentarse delante de la pantalla y arrancarse a contar algo que conecte con tu público.

Como personalmente es algo que valoro positivamente, creo que es bueno tener muy claro cual es el objetivo del contenido que quiero generar. De ese modo, será más sencillo pensar en que publicar y que no, de modo que pueda construir una conversación coherente con mi estrategia de comunicación (que debería tener definida de algún u otro modo).

Así, podemos definir cuatro grandes objetivos de nuestros contenidos:

Entretener

El humor siempre es un buen elemento a la hora de llegar a tu público. Es necesario que siempre tengas en cuenta el canal que utilizas, puesto que no es lo mismo hacerlo por facebook que por twitter o email, pero desde luego que tus contenidos deben ser divertidos si quieres entretener a tu audiencia. Además del tono, en ocasiones utilizar el chiste, la anécdota o la broma, puede ser un buen recurso, como por ejemplo:

Educar

Que mejor modo de “enganchar” a un amante de la gastronomía que contándole tus trucos o tus recetas.  A todos nos gusta aprender, y si la gastronomía es el elemento que te une con tu público, ahí tienes un filón. Todos los “cocinillas” querrán saber cómo haces las cosas. Y a los no practicantes, seguro que también le interesa el “como se hace”. Por supuesto, puedes hacerlo de muchos modos, un ejemplo puede ser este video de Rafael Centeno, chef de Maruja Limon, grabado durante un showcooking en Vigourmet (por cierto, presentado por nuestra amiga y colaboradora Carmen Albo).

Inspirar

Sin duda los contenidos inspiradores funcionan. Frases o citas, imágenes que evocan momentos estupendos o vídeos sugerentes son diariamente compartidos por millones de personas de forma viral. ¿Por qué no utilizarlos?. Esos mismos recursos puedes emplearlos para generar un buen contenido, con una buena frase (tuya o alguna coherente con el momento que quieres inspirar) o una imagen por ejemplo. Para este último caso, redes como instagram están llenas de ejemplos de como a los usuarios les ha encantado compartir momentos inspiradores con sus seguidores. Por ejemplo, en locales que utilizan sus pantallas para mostrar sus platos, está demostrado el incremento en el consumo de los que tienen fotos sugerentes. Así que ya sabéis…

2013-03-13 23.47.25

Convencer

Y por ultimo, un contenido puede tener el objetivo de convencer, y si es arrastrando a la acción mejor. No perdamos el objetivo de que lo que pretendemos es generar clientes, por lo que el fin último de nuestro contenido es conseguir que nos conozcan, que nos visiten, que compren. ¿Cuál es el mejor modo de conseguirlo?. Con una promoción,  el anuncio de un evento, una oferta, etc. Para ello es importante que el contenido sea claro y simple, y con un “call to action” evidente. Si además de “convencerle”, conseguimos su “me gusta”, su “email”, su reserva o su compra, el éxito será rotundo.

Pero para convencer, no debemos olvidar que debemos trasladar nuestro mensaje de un modo totalmente creíble y sincero, y que simplifique o elimine cualquier tipo de temor o duda que pueda tener nuestro seguidor. Contarle nuestro origen, enseñarle nuestra cocina o nuestras materias primas, mostrarle estadísticas o datos que confirmen o refuercen una idea, o contarle una buena historia será sin duda la mejor receta para conectar eficazmente con tu público.