En otras recetas ya hablamos de la importancia de las imágenes en el local, y cómo la utilización de pantallas como Wayhoy o de cartas digitales puede incrementar el consumo y mejorar la experiencia del cliente. En el fondo esto último es lo que un cliente busca en la actualidad a la hora de visitar un restaurante, y a ello la tecnología puede contribuir de un modo importante.

Ya han pasado siete años desde que Microsoft presentara Surface, su ordenador integrado en una mesa, con múltiples utilidades, como la obvia adaptación a restauración. Desde entonces han proliferado diferentes proyectos y evoluciones, con una premisa común: mejorar la interacción del comensal y su experiencia.

En esta línea nos encontramos con este restaurante en Chipre, Oshi, que se presenta como el restaurante interactivo. A través del sistema de Interactive Restaurant Technology, diseñado por Kodisoft, las mesas del restaurante incorporan una pantalla táctil, basada en LED retroiluminados y a prueba de agua, que facilita un menú interactivo desde el que se puede consultar la carta, realizar el pedido, pagar la cuenta, reservar un taxi o acceder a la cámara instalada en la cocina. De momento el coste de este tipo de sistemas sigue limitando su expansión, pero en el momento en que lleguen a un precio asumible la popularización de este tipo de sistemas va a ser imparable.

¿Qué os parece?.